MIRUS

4897 | Laboratorio ALCON

Descripción

Principio Activo: Feniramina,Nafazolina,
Acción Terapéutica: Descongestivos oftálmicos

Prospecto

Nafazolina. Feniramina. Antihistamínico. Vasoconstrictor oftálmico. Oft. Gotas x 15ml.

Sinónimos.

Imidazolina.

Acción terapéutica.

Descongestivo.

Propiedades.

La nafazolina es una droga simpaticomimética sintética con un núcleo imidazol. Este núcleo le confiere no sólo acciones adrenérgicas, sino también colinérgicas. La nafazolina posee una potente acción vasoconstrictora periférica mediada por un estímulo en el nivel de subtipo a1de receptores adrenérgicos. Esta acción se ejerce de manera fundamental sobre la mucosa nasal y tiene una duración prolongada (3 a 4h). Por otro lado produce con frecuencia vasodilatación secundaria o de rebote -es probable que por fenómenos irritativos-, con obstrucción nasal consecutiva, y se puede afectar también la actividad ciliar. La nafazolina se absorbe por todas las vías, incluido el tracto gastrointestinal, la vía parenteral y la aplicación sobre las mucosas nasal y ocular.

Indicaciones.

Rinitis alérgica vasomotora.

Dosificación.

Congestión nasal: 2 gotas en cada fosa, sin repetir antes de las 3 horas. Congestión ocular: 1 gota en el saco conjuntival 3 o 4 veces por día.

Reacciones adversas.

Pueden observarse reacciones adversas por aplicación local y, cuando se ha ingerido por error, las manifestaciones son locales y generalizadas. Trastornos locales: irritación de la mucosa, obstrucción nasal secundaria con hiperemia, que puede terminar en una rinitis vasomotora crónica. En caso de ingestión accidental o absorción nasal en lactantes se produce un cuadro de intoxicación grave con: a) manifestaciones nerviosas: somnolencia, depresión del sensorio, depresión respiratoria y coma; b) manifestaciones cardiovasculares: hipotensión marcada y arritmias de diferente tipo (bradicardia), y c) otras: miosis, hipoglucemia, hipotermia.

Precauciones y advertencias.

La nafazolina es efectiva como descongestivo cuando se usa en las dosis recomendadas. Si se usa en gran cantidad, durante largo tiempo o con mucha frecuencia, puede dañar la mucosa nasal y causar ardor, estornudos y aumento de la rinorrea. Nunca debe ser administrada por boca. Se ha descripto adicción a las gotas nasales. Debe ser mantenida lejos del alcance de los niños. No debe usarse en menores de 12 años. La sobredosis en niños pequeños puede ser una emergencia que requiera rápido tratamiento. En caso de persistir la congestión nasal luego de 3 días de administrado, el fármaco deberá discontinuarse y consultar con el médico. Luego de usarse, debe lavarse el frasco gotero con agua caliente.

Contraindicaciones.

Glaucoma, bloqueo A-V, diabetes tipo II. Niños menores de 12 años.

Sinónimos.

Profenpiridamina. Profeniramina.

Acción terapéutica.

Antihistamínico.

Propiedades.

Es un antagonista H1que pertenece a los derivados propilamínicos (triprolidina) y que se emplea como clorfeniramina, bromfeniramina y dexclorfeniramina; como todos ellos, actúa por competición con la histamina por los receptores H1de las células efectoras; con lo que evita las respuestas mediadas por la histamina. Las acciones muscarínicas de la feniramina proporcionan un efecto secante sobre la mucosa nasal. La feniramina se absorbe bien en el tracto gastrointestinal después de la administración oral y su metabolismo es principalmente hepático. El uso de este medicamento por períodos prolongados puede provocar tolerancia o disminución de su eficacia terapéutica. Esto puede deberse a la inducción de enzimas que se traduce en un aumento del metabolismo de la feniramina en el nivel hepático.

Indicaciones.

Síndromes alérgicos. Alergia rinosinusal. Rinitis alérgica. Asociado con descongestivos: en la congestión nasal, estornudos y rinorrea. Asociado a antitusivos: tratamiento de la tos.

Dosificación.

La dosis habitual oscila entre 0,5 y 8mg.

Reacciones adversas.

Dolor de garganta, fiebre, hemorragias o hematomas no habituales, cansancio o debilidad no habitual, opresión en el pecho, somnolencia, espesamiento de las secreciones bronquiales.

Precauciones y advertencias.

Los pacientes con intolerancia a otros antihistamínicos pueden serlo a la feniramina. No se han realizado estudios en animales ni en seres humanos sobre el efecto carcinogénico o mutagénico de la feniramina. No se recomienda el uso de este medicamento en las madres en lactación ya que se excreta en pequeñas cantidades en la leche materna y puede producir irritabilidad o excitación no habitual en los lactantes, asimismo esta droga, por su acción antimuscarínica, puede inhibir la secreción de leche. Los pacientes geriátricos bajo tratamiento con esta droga son más propensos a padecer mareos, sedación, hipotensión, hiperexcitabilidad y efectos secundarios antimuscarínicos, como sequedad de boca y retención urinaria. El uso prolongado de feniramina puede inhibir o disminuir la secreción salival y contribuir así al desarrollo de caries, enfermedad periodontal, candidiasis oral y malestar.

Interacciones.

Alcohol, depresores del sistema nervioso central, amantadina, otros antihistamínicos, antimuscarínicos y otros medicamentos con acción antimuscarínica, haloperidol, fenotiazinas, procainamida, ipratropio, medicamentos ototóxicos.

Contraindicaciones.

Intolerancia o hipersensibilidad a los antihistamínicos. La relación riesgo-beneficio debe ser evaluada en los siguientes casos clínicos: asma, obstrucción de cuello de la vejiga o retención urinaria. Niños menores de 6 años.

Sobredosificación.

Los signos de sobredosis incluyen: torpeza o inestabilidad, sequedad de boca, nariz o garganta severa, sofoco o enrojecimiento de la cara, sensación de falta de aire o dificultad para respirar, somnolencia severa, alucinaciones, crisis convulsivas, problemas para dormir, dolor de cabeza persistente, latidos cardíacos lentos o rápidos no habituales. Debido a que no existe un antídoto específico para el tratamiento de la sobredosis, éste es sintomático y de mantenimiento e incluye inducción del vómito, lavado gástrico con una solución isotónica de cloruro de sodio si el paciente es incapaz de vomitar en un plazo de tres horas después de la ingestión, uso de catárticos salinos como la leche de magnesia, vasopresores para el tratamiento de la hipotensión, oxígeno y líquidos intravenosos.

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play